In memoriam - Campesino Digital

Notas:

miércoles, 16 de marzo de 2016

In memoriam



 Por Ramón López

Alejandrina Mercedes Luciano Saldaña, la séptima de ocho hermanos, desde pequeña demostró ser una niña con arrojo y decisión para alcanzar las metas que se propusiera así como para vencer las dificultades que se le presentase.

Cuando ingresa a cursar una carrera universitaria en la Universidad Autónoma de Santo Domingo en 1992 se desempeña como BET en el Departamento de Orientación, UASD – Centro Barahona y más tarde, ya como servidora universitaria, su ascenso fue sostenido hasta llegar a ocupar la función de directora del Subcentro de Neyba hace apenas dos años.

Luego de que se recibe como Licenciada en Educación, mención Orientación, fue Encargada del Departamento de Orientación Técnico Profesional del Liceo Católico Tecnológico de Barahona (LICATEBA) durante 8 años.

Pero, el momento de mayor esplendor en su carrera como servidora universitaria lo fue, sin lugar a duda, cuando le tocó dirigir a la UASD-Subcentro Neyba, logrando llevarlo a niveles de desarrollo sin precedentes aglutinando a toda la sociedad del Lago Enriquillo alrededor del proyecto uasdiano y haciendo que éste se conociera en todo el ámbito nacional.

Sumada a sus condiciones de excelencia profesional y de una exitosa carrera universitaria, fue una persona con cualidades humanas extraordinarias que las hacían distinguir como una persona amable, amiga de los amigos, solícita y preocupada por los demás.

Murió en la fe y en la creencia de que algún ha de resucitar con un cuerpo incorruptible e imperecedero.

Hoy nos deja el legado de una persona íntegra, de iniciativas, que demostró con sus acciones que las barreras no son razones para darse por vencido.

La recordaremos siempre, y por siempre, como lo que ella fue: una mujer batalladora, de voluntad férrea, que luchó hasta el final por su vida, que no se amilanó ante la adversidad y que nunca se entregó derrotada. La muerte la venció, pero la venció luchando hasta el último aliento de su vida.