Tin Tức Mới9su10Ô tô Xe máy368 utenti.

jueves, 19 de enero de 2017

Profesionales deben tener base internacional para competir


 Por: Elmer Gonzalez

 Las Universidades deben trabajar la internacionalización del currículo de las carreras

La capacidad intrínseca de interactuar en diferentes contextos, así como el enfoque frente a las distintas posturas del ser humano en procura del desarrollo sostenible, social, cultural y económico son aspectos fundamentales de las competencias que se demandan actualmente en el ámbito universal en un profesional de la Arquitectura.

Así lo describe Elmer Gonzalez, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Iberoamericana (Unibe) y secretario general de Unión de Escuelas y Facultades de Arquitectura de América Latina (Udefal).

Asegura que es momento de pensar en la formación de profesionales con miras a competir desde el punto de vista internacional.

“Debemos formar arquitectos desde una perspectiva de interrelación global que vincule el oficio de la Arquitectura en una narrativa que conjugue dimensiones culturales y sociales en los diversos contextos”.

González considera que para ello hay que entender los ejes que vinculan la internacionalización del currículo, viendo este aspecto como un elemento potenciador desde las plataformas académicas que las entidades de educación superior están llamadas a poner en marcha.

Plataformas académicas constituyen las plataformas experimentales académicas enfocadas a la internacionalización curricular, en las que se puede interpretar y conocer los cambios en las sociedades humanas en forma paralela.

Este eje académico permite a los discentes y docentes analizar y redefinir el conjunto de variables físicas y existenciales con que surgen los espacios y estructuras en los que se desarrolla la sociedad en los diversos contextos geográficos y culturales”, explica González.

El académico sostiene que, la inclusión de elementos y actividades académicas internacionales en el contenido y método de aprendizaje favorece la transferencia de mejores prácticas, las que enmarcan el futuro desarrollo del profesional.