Tin Tức Mới9su10Ô tô Xe máy368 utenti.

domingo, 12 de marzo de 2017

Argenis, en el frío de la muerte, dijo a su amigo: "Cuídame a mis hijos".


 Por Benny Rodríguez

El Peñón.- “Cuídame mis hijos”. Fue la única frase pronunciada por Argenis Joaquín Peña González, de 34 años, al momento de ser herido por desconocidos para quitarle una pasola. A lo mejor presagiaba que no sobreviviría para contarlo, como en efecto ocurrió.

La narración de lo sucedido la hizo Bienvenido Ramírez (Chuki), chofer del Sindicato de Choferes y Dueños de Minibuses de Barahona (SINCHOMIBA), quien se trasladaba junto al fallecido a este municipio, luego de una jornada agotadora de trabajo.

Contó que salieron a las nueve de la mañana del pasado sábado a Santo Domingo en una ficha de SINCHOMIBA que cubre la ruta Barahona – Santo Domingo, donde el hoy occiso fungía de de cobrador, quien durante todo el tiempo estuvo de buen humor.

Narró que retornaban a esta comunidad en una pasola desde Barahona, siendo interceptados por dos personas que esperaban en la garita entre Palo Alto y Fundación, quienes lo siguieron hasta alcanzarlos próximo al puente del primer poblado.

“Ellos nos pedían que paráramos, pero él no lo hizo. Cuando nos alcanzaron y mi compañero hizo movimientos de halar un arma, sin mediar palabras, le dieron un tiro a quemarropa, cayendo de una vez desplomado”, dijo Ramírez.

Con mucha preocupación e impotencia, el transportista, dijo que tras recibir el disparo Peña González se desplomó al pavimento encogido, diciéndome una única cosa: “mi amigo cuídame mis hijos”.

Señaló que los dos atracadores, luego de herir mortalmente a su compañero, estacionaron el motor en el que se desplazaban, disparando repetidamente contra ellos.

Contó que a él no lo mataron también porque un regidor de este municipio, que identificó como Chiki iba en dirección a Barahona, por lo que al ver las luces del vehículo del concejal, los dos delincuentes optaron por marcharse disparando, sin que pudieran llevarse la pasola y la pistola que portaba el fallecido.

Siente miedo

Ramírez, dijo que el trayecto en donde él y su cobrador fueron asaltados es una zona muy oscura y sin vigilancia policial, por lo que con frecuencia son atracadas personas que circulan por el lugar, siendo muerta hace dos semanas un ciudadano hace dos semanas en el cruce de Fundación.

Dice sentir miedo y temor, ya que todos los días, sea de fiesta o no, debe usar esa vía para dirigirse a cualquier hora de la noche o la madrugada para ir al municipio Santa Cruz de Barahona a Sinchomiba a trabajar.

Por esa razón no quiere que su imagen aparezca en los medios, ya que teme ser agredido por la banda que opera en la carretera que conduce a este municipio, sin que las autoridades competentes actúen para desarticularla.