Tin Tức Mới9su10Ô tô Xe máy368 utenti.

martes, 11 de julio de 2017

Hospital Municipal de Polo lleva más de cuatro años en proceso de remozamiento



EN POLO, (República Dominicana), 10 Julio, 2017:  Desde que el gobierno inició hace más de cuatro años  el remozamiento del Hospital Municipal de este municipio, provincia Barahona, a través de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), el centro asistencial opera de manera muy precaria, debido a que varias de sus importantes áreas fueron demolidas y hasta el momento no han sido reconstruidas.

De nada han valido las diligencias hechas ante las instancias correspondientes por representativos de organizaciones y sectores que hacen vida en esta localidad, dirigidas a lograr que el gobierno disponga el reinicio de los trabajos y concluya el remozamiento del centro asistencial en cuestión, para que este funcione a toda capacidad y así evitar que personas con simples problemas de salud tengan que ser referidos al hospital Jaime Mota de la ciudad de Barahona, el cual está muy saturado de pacientes procedentes de todo el Suroeste.


Cuando se iniciaron los trabajos de remozamiento del hospital fueron demolidas para fines de reconstrucción las áreas del Quirófano, las salas de Partos, Cirugía, Recuperación y las de Internamientos de pacientes, mientras que de las 21 camas con que cuenta el centro de salud, solo hay disponibles  6.

Asimismo, las mujeres de la parte céntrica del municipio y zonas aledañas para hacerse  chequeos de Papanicolaou, tienen que ir al hospital Jaime Mota de Barahona, debido a que el área de Ginecología no funciona desde hace alrededor de una semana.

Mientras que las áreas que en la actualidad funcionan precariamente son las del Laboratorio Clínico, Emergencia, Pediatria y Cardiología, así como las Administrativas, por lo que los comunitarios consideran que esto constituye una burla para la comunidad en general.

Por su parte, Luis Féliz y Ana Espinosa, coincidieron en señalar que durante el pasado mes de diciembre los ingenieros encargados de la obra trabajaron por unos días, los cuales hasta el momento no se han visto ni en sueños en este municipio.


"Desde que comenzaron los trabajos hace unos cuatro años los ingenieros paraban las labores constantemente sin dar una explicación al pueblo, lo que interpretamos como una falta de respeto y  una desconsideración del gobierno, la OISOE y el Ministerio de Salud Pública a un pueblo que en verdad necesita del hospital", dijo el agricultor Pablo Féliz Espinosa.

"Hace unos cuatro meses que el Director de la OISOE, Francisco Pagán Rodríguez,  hizo una sorpresiva visita a la paralizada obra, prometiendo al pueblo que los trabajos de remozamiento estrían definitivamente terminados en un mes, promesa que cayó en el saco del olvido. De acuerdo a como machan las cosas no se vislumbra la posibilidad de que esta obra vaya a ser concluida en corto ni largo plazo por la irresponsabilidad de este señor y de las autoridades de Salud Pública, que nunca han mostrado interés por el asunto", dijeron otros comunitarios.

Se informó que el pasado año, la administradora del hospital Katty Yuderkis García, dispuso la cancelación de 18 trabajadores, incluyendo al encargado de Sanidad, sin que hasta el momento haya  designado a nadie en lugar de este último.

Mientras, que comunitarios dijeron que la directora del hospital, doctora Francisca Paniagua, quien recientemente ganó un concurso para obtener el cargo, hace todo lo que está a su alcance para ver cómo logra que los trabajos de remozamiento del centro público de salud concluyan cuanto antes.

"No se justifica bajo circunstancia alguna que una obra tan importante como el remozamiento de un hospital público de un municipio eminentemente agrícola como el nuestro, lleve cuatro largos años siendo reconstruido y que hasta el momento no hayan concluido los trabajos", señalaron pacientes.

Solicitaron al Presidente Danilo Medina, disponer de sus buenos oficios ordenando a la OISOE reiniciar y concluir de una vez y para siempre el remozamiento del Hospital Municipal local.

Por: Juan Fco. Matos y José Manuel Medina
Fotos: José Manuel Medina