Tin Tức Mới9su10Ô tô Xe máy368 utenti.

martes, 22 de agosto de 2017

VALOR A LO NUESTRO: Don Matías Ramírez Suero: De “cuentacuentos” a historiador respetado



Por: David Ramírez.

Para muchos barahoneros, Don Matías Ramírez Suero, fue un historiador empírico, con una rica fuente de conocimiento de la historia local. Un personaje que escribió, tal vez, la primera obra de carácter histórico sobre la fundación de esta provincia.

Para otros, Don Matías Ramírez no fue un historiador académico, sino un costumbrista o un ciudadano ilustrado, que, haciendo gala de su prodigiosa memoria, era capaz de retener y narrar hechos o acontecimientos que sucedieron a lo largo de nuestra historia.

Conocí a Don Matías Ramírez desde la infancia porque mi abuelo, Don Memé Ramírez Suero, (QEP), fue su hermano de padre y madre. En su obra, Don Matías a califica a Don Memé como un personaje mujeriego, apodándole cariñosamente “El barraco del Sur”, por haber tenido un ejercito de hijos, nietos, biznietos y uno que otro tataranieto, en cada rincón de la isla.

El destino ayudó a que escribiera su obra

El Libro, “Fundación de Barahona”, fue escrito por casualidad, por suerte o quizás por obra del destino. Durante muchos años Matías solía narrar, a todo el que le solicitase en las calles, hechos o acontecimientos de nuestra historia local.

Eran muy pocas las personas en la ciudad que tomaban muy en serio sus relatos. Algunos incrédulos consideraban que no eran dignos de ser publicados porque eran relatos sin sustento histórico. Calificaban a Matías Ramírez como un “cuentacuentos” inverosímiles, sin ningún aporte histórico.

No fue hasta un día que, estando Don Matías Ramírez en la oficina del doctor Manuel González, (un ilustre abogado ya fallecido que tenía su estudio frente a la catedral), este profesional del derecho le advirtió que todos esos conocimientos sobre la historia de Barahona que él guardaba en su memoria podían perderse cuando falleciera, por eso le aconsejó que tenía que ser escrito.

Este inteligente abogado convenció a Don Matías que ese libro sería una especie de archivo histórico para el bien de nuestra furura generación.

A Matías Ramírez le encantó la idea, pero como no era un escritor - o al menos no tenía experiencia escribiendo libros, le solicitó al doctor González que tomara nota de las cosas que le iba a dictar para no perder el hilo de la narración. El proceso para la creación de ese libro fue largo y lleno de incertidumbres, pero el esfuerzo valió la pena.

Fue así como nació una obra que se convirtió en un bestseller, agotando su existencia en muy poco tiempo. Una narrativa histórica bien construida cronológicamente y escrito de una manera tan sencilla que cualquiera puede leerlo o comentarlo con sus hijos.

Si no hubiese sido por la intuición inteligente del doctor Manuel González, que también mandó a imprimir el libro con su dinero por las precariedades económicas del autor, es posible que los relatos históricos de Don Matías Ramírez sobre la historia de Barahona se hubiesen perdido para siempre.

Otras facetas de Don Matía Ramírez

Pocos conocen que Matías Ramírez tuvo un talento innato para componer poesías y décimas. Don Matías solía contar décimas muy graciosas de incidentes, escándalos, batallas entre generales revolucionarios durante la guerra de independencia dominicana o habladurías de las calles. Sus décimas siempre terminaban en moralejas.

Don Matías Ramírez solía decir en vida que había compuesto más de doscientas poesías y décimas, obras que podía memorizarla una por una y recitarla sin olvidar una letra. Lamentablemente la mayoría de ellas se perdieron o se las llevó a la tumba.

El reconocimiento le llegó en la vejez.

Durante la mayor parte de su vida Don Matías nunca consiguió el reconocimiento oficial como historiador, sino como costumbrista popular, también las burlas de algunos ciudadanos que lo consideraban miembro de una familia inteligente, pero preñada de “locos” y jóvenes “raros e inquietos”.

Fue en la postrimería de su vida, gracias a la publicación de su libro, que los barahoneros reconocieron que la narrativa histórica de Don Matías Ramírez no eran cuentos populares, sino una obra valiosas de contenido histórico.

El libro de Don Matías Ramírez “Fundación de Barahona” hoy en día es lectura obligada. Una obra que marcó un antes y un después ya que mas tarde otros autores publicaron obras de carácter sociológico e histórico muy similares sobre el tema. .

Por su valioso contenido, sería importante que el Ayuntamiento o cualquier institución pública y privada reeditaran la obra de Don Matías Ramírez, ya que se encuentra agotada en las librerías.