Nuestro ayuntamiento debe desligarse de las Fiestas Patronales - Campesino Digital

Notas:

sábado, 30 de septiembre de 2017

Nuestro ayuntamiento debe desligarse de las Fiestas Patronales


Soy de los barahoneros que creen que el Ayuntamiento de Barahona debe desligarse de una vez por todas de la organización o de cualquier otra responsabilidad de las Fiestas Patronales de nuestro municipio. ¿Por qué motivo? Las Fiestas Patronales son asuntos de la Iglesia Católica y sus feligreses, no del Ayuntamiento Municipal, que tiene otros problemas más importantes que atender y resolver.

No es ningún secreto que la Diócesis de Barahona decidió desatenderse de esas fiestas dedicadas a Nuestra Señora del Rosario o Virgen del Rosario por el rumbo que había tomado en los últimos años. Se supone que dichas fiestas son para que los feligreses católicos aprovechen para realizar actos religiosos, danzas y procesiones o pedir una gracia especial a su virgen sagrada.

El remedio es peor que la enfermedad. No es correcto que nuestro ayuntamiento se responsabilice de su organización y exito, pero mucho menos que ponga esas fiestas religiosas bajo la responsabilidad de una persona como Chino Video, un comerciante sin escrúpulos, porque lo menos que realiza ese señor son fiestas religiosas, lo que organiza y presenta Chino Video en nuestro malecón son actividades “libertinas” y con propósitos e intereses puramente mercurial.

Lo que Chino Video organiza desde hace varios años es, para muchos católicos devotos, fiestas mundanas, bebentinas, juegos y otras actividades que no tienen ningún sentido religioso, lo que organiza Chino Video como Fiestas Patronales hiere la sensibilidad de muchos creyentes católicos barahoneros.

El próximo año, nuestro ayuntamiento debe cancelar esas fiestas si el obispado de Barahona rehúsa crear un comité de miembros probos de la iglesia para organizarla....y punto. La provincia de Barahona no es solo de los católicos, también les pertenece a los Evangelicos, Pentecostales, Mormones, Advertistas, Testigos de Jehová y hasta a los no creyentes. Las instituciónes religiosas que arreglen y organicen sus fiestas como puedan,es su responsabilidad.

Esas fiestas no es ni debe ser asunto del ayuntamiento, sino de los católicos, que sean ellos que resuelvan sus problemas.

Por David Ramírez (David Barahonero).