Tin Tức Mới9su10Ô tô Xe máy368 utenti.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Poderoso ciclón impactará mañana


Aumentan a 17 provincias en alerta roja, 12 amarilla y tres en verde

El poderoso huracán Irma de categoría cinco y vientos que alcanzan los 295 kilómetros por hora impactará desde mañana el país.

La directora de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), Gloria Ceballos, informó que a las 11:00 de la noche de ayer empezó el desplazamiento Oeste-Noroeste y que las lluvias asociadas al fenómeno, se comenzarán a sentir desde esta tarde.

Explicó que entre la madrugada de mañana y el viernes, Irma transitará frente a la costa Norte, en aguas del Atlántico, y será cuando se registrarán los más fuertes aguaceros.

“Vamos a tener condiciones de huracán en la costa norte y condiciones de tormenta en la costa sur”, agregó Ceballos.


Dijo que los vientos con fuerza de huracán se extenderán hasta 95 kilómetros de su centro y con fuerza de tormenta hasta 280 kilómetros.

La Onamet mantiene alerta de condiciones de huracán desde Cabo Engaño hasta Bahía de Manzanillo y alerta de condiciones de tormenta desde Cabo Engaño hasta la Isla Saona, incluyendo a localidades del interior del país ubicadas en las zonas Este, Noreste, Norte, Sur y Noroeste del país.

Anoche el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) emitió alerta roja para las provincias La Altagracia, El Seibo, Hato Mayor, Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Puerto Plata, Monte Cristi, La Romana, Santo Domingo, San Cristóbal, Distrito Nacional, Pedernales, Barahona, Peravia, Azua y San Pedro de Macorís.

En alerta amarilla están Dajabón, Santiago Rodríguez, Valverde, Monte Plata, Santiago, La Vega, Duarte, Sánchez Ramírez, Hermanas Mirabal, Ocoa, Monseñor Nouel y San Juan, mientras Elías Piña, Independencia y Bahoruco están en alerta verde.

El director del COE, general Juan Manuel Méndez, ordenó anoche las evacuaciones obligatorias en las zonas de alerta roja.

En horas de la noche el huracán Irma comenzó a golpear las islas de las Antillas Menores y hoy Puerto Rico sentirá sus efectos.