Menores escapan del Instituto de SC - Campesino Digital

Notas:

miércoles, 13 de abril de 2016

Menores escapan del Instituto de SC


SAN CRISTÓBAL.- Seis jóvenes que cumplían condenas por homicidio, consumo de drogas y robo se han escapado del Instituto de Preparación de Menores de San Cristóbal en los últimos meses, cuando les permiten ir a su casa y no regresan al centro. El coronel Ortega Martínez, inspector de la Policía en San Cristóbal, tiene a cargo las investigaciones de la fuga de esos menores que habían sido enviados por disposición de los Tribunales de Niños, Niñas y Adolescentes.

El instituto actualmente tiene 510 jóvenes con problemas conductuales en diferentes niveles educativos, entre ellos 70 internos en reformatorio bajo la supervisión del padre Francisco Solís.

Los menores cumplían condenas de un año, cuatro meses, dos años y seis meses y hasta treinta días de prisión.
Las edades de los fugados oscila entre 14 y 16 años, que por razones legales se omiten sus nombres y que El Nacional tiene su identidad, cumplían condenas por violación a la ley de droga, robo y homicidio.

El padre Solís, quien lleva cuatro años dirigiendo el centro, dijo que de allí se escapa un menor cada dos meses, y que ocurre cuando son autorizados a visitar su casa y no regresan al centro.

Dijo que cuando eso ocurre se lo comunican al procurador general de Niños, Niñas y Adolescentes, doctor Jesús Fernández Vélez, para que solicite al tribunal la revocación de la sentencia que lo envió a cumplir su condena al instituto.

El instituto imparte docencia a 320 estudiantes del nivel primario, 120 de del nivel media y 70 internos, estos últimos están cumpliendo condenas. Todos los estudiantes tienen problemas conductuales por lo que en ocasiones han sido expulsados de otros centros docentes.

Ampliación paralizada
La ampliación del instituto que se construye con recursos económicos del Ministerio de Educación, iniciada el 30 de octubre del año pasado, con aporte del 4 por ciento, actualmente lleva cuatro meses paralizada.
El presupuesto destinado para la ampliación es de 250 millones de pesos y en lo que se llevan a cabo los trabajos han sido habilitados varios contenedores donde reciben docencia.

En el centro se imparte docencia a nivel técnico de informática, soldadura, desabolladura y pintura, electricidad, ebanistería, sastrería y tapicería, para cuando los jóvenes salgan del centro puedan reinsertarse en la sociedad.

El padre Solís dijo que espera que la obra sea terminada, lo que será su mayor satisfacción, tras asegurar que en el instituto trabajan psicólogos, maestros de talleres-técnicos vocacionales, educadores que están con los internos en la casa y profesores del área de básica.

Solís dijo que el 97 por ciento de los jóvenes que salen del instituto logran reinsertarse en la sociedad. Destacó que tienen el apoyo del gobierno pero que su mayor deseo es ver la obra terminada. Los jóvenes cuando son recluidos en el instituto asumen un contrato de mejoras con el que deberán cumplir.

UN APUNTE

Contrato de mejoras
Los jóvenes que son ingresados en el instituto deben asumir un contrato de mejoras, para corregir el comportamiento conductual sin ningún tipo de represión. Les permiten salir a su casa y en ocasiones no regresan más.

 fuente el nacional.com.do